Cómo adelgazar según la edad

Muchas veces, no sabemos muy bien como, pero con los años, nuestro metabolismo se ralentiza y el cuerpo va experimentando una serie de cambios.

Casi sin darnos cuenta, nuestra fisonomía adopta una forma más redondeada, otros aspectos como los hormonales pueden influir también en estos cambios.

Debido a este hecho, tendremos que plantearnos emprender una lucha o batalla antikilos.

Toma nota de todo lo que puedes hacer para sentirte mejor contigo mismo/a y lucir una silueta más estilizada.Cómo adelgazar según la edad

En ocasiones, la tendencia a ganar o perder peso en las mujeres, depende de los vaivenes hormonales y del metabolismo basal, una especie de termostato interno que regula la energía que gasta nuestro cuerpo para realizar funciones vitales como respirar, mantener la temperatura corporal, bombear la sangre, hacer la digestión de los alimentos que ingerimos, etc. La razón principal por la que comiendo más o menos lo mismo siempre, ganamos kilos con los años es porque, a partir de los aproximadamente 25 años, el metabolismo se vuelve más lento. Según los expertos, cada década que transcurre, nuestro cuerpo consume entre un 3-5 % menos de energía. No hay una forma exacta de controlar nuestras caprichosas hormonas, pero por suerte, si nos preocupamos por entender cómo funciona nuestro metabolismo y por llevar una dieta, podremos activarlo de forma que logremos adelgazar y perder esos kilos de más. Te explicamos cómo:


1.- No existe una edad exacta, pero entre los 25 y los 35 años deberemos de inculcarnos a nosotros mismos un poco de disciplina, saltarse las comidas o estar más de 4 ó 5 horas, activa en nuestro organismo el modo ahorro de energía, lo que disminuye el gasto metabólico, y además, aumenta el riesgo de asaltar el frigorífico.

Para que esto no suceda, acostúmbrate a realizar como mínimo tres comidas principales –desayuno, comida y cena- y un tentempié ligero a media mañana y otro a media tarde. Con relación a lo expuesto, estableceremos varios puntos importantes a tener en cuenta:

  • Planifica tu compra.

Intenta sacar tiempo para hacer la compra, procura ceñirte a una lista cerrada de alimentos, de ser posible que sean frescos, y llena tu despensa de alimentos sanos, huye de los precocinados, los de mayor contenido en grasa y en sal, y evita las comidas frente a la TV porque sin darnos cuenta, comerás más de la cuenta.

  • Ordena tu alimentación.

Evita el consumo de dulces, procura que los lácteos que tomes sean desnatados (sin lactosa) o semidesnatados, haciendo un hueco en tu dieta a las ensaladas y a la fruta, observaras como te resultará más fácil deshacerte poco a poco de algún kilo de más.

  • Mucho ojo con el alcohol.

Llevar una vida social a estas edades es muy intensa, por lo que antes de pedir una segunda copa, recuerda que el alcohol aporta aproximadamente unas 7 Kcal. por cada gramo, casi tanto como las grasas (9 Kcal). Por otro lado, es importante qué sepas, que las bebidas alcohólicas aumentan la retención de líquidos.

  • La práctica de ejercicio.

Este punto es uno de los más relevantes, ya que para obtener una óptima salud y un buen estado físico, deberemos de practicarlo a lo largo de toda nuestra vida. Algo que muchas mujeres no consideran, es que a partir de los 30 años las mujeres sedentarias pierden casi una media de 1,5 kg de músculo cada 10 años, algo que en el hombre no ocurre de igual forma. Para frenar este proceso y multiplicar los resultados de la dieta de control de peso, debes de intentar practicar ejercicio en tu tiempo libre.


2.- Por otro lado, cuando llegamos cerca de los 35 a los 45 años, además de las anteriormente expuesto, deberemos tener en cuenta otras consideraciones, como;

  • Mantenerse activo.

Sabemos que llevar una vida sedentaria, realizar repetidas comilonas, y la falta de tiempo para hacer deporte, comenzaran a pasarnos factura. En esta etapa, no sólo es más fácil ganar peso sino que también cuesta más esfuerzo perder esos kilos que sobran. De ahí la necesidad de aprovechar cualquier momento para mover las extremidades; por lo que intenta caminar aproximadamente una hora al día, sube todas la escaleras que encuentres en tu camino y planea para el tiempo libre excursiones, paseos en bici, o circuitos turísticos.

  • Mejora la dieta.

Tanto la grasa de los dulces, como; la bollería industrial, las harinas refinadas, las salsas, los embutidos, el queso, los fritos, etc. te engordaran ahora más que antes. La mejor forma de recuperar tu silueta es pasándote a las bebidas “light” o sin azucares y a los alimentos desnatados y aumentando, asimismo, la ingesta de vegetales -crudos, al vapor o al horno-.

  • Aumenta las proteínas.

El pescado es un buen alimento (el blanco contiene menos porcentaje de de grasa que el azul), la carne magra o los huevos deberían estar presentes en cada comida principal. La razón es simple: para ser digeridas, las proteínas requieren un mayor gasto de energía que otros macronutrientes como los hidratos de carbono y las grasas, y, además, resultan más saciantes.

  • Come menos que tu pareja.

Por lo general, el hombre resiste mejor los extras calóricos que la mujer, debido a su mayor proporción de masa muscular y su altura. Una buena costumbre es utilizar platos más pequeños, de forma que tus raciones sean más reducidas que las de él.

  • Tus aliados.

Para activar el metabolismo, existen varias técnicas, una forma saludable sería tomar de una a tres tazas de té rojo a verde al día e introducir en tu dieta algas en la preparación de las ensaladas, caldos, etc.


Como ya hemos establecido anteriormente una franja de edades, en cuanto a las costumbres y actitudes que debemos llevar, llegaremos a otra etapa de nuestra vida, en la cual, aun somos lo suficientemente jóvenes para marcarnos muchos retos y seguir dando lo mejor de nosotros mismos, por lo que a partir de los 45 o 50 en adelante, debemos de tener claro que la práctica de deporte rejuvenece.

Es tan importante este apunte, que los expertos argumentan que mantener un aspecto jovial depende un 25% de los genes y un 75% de los hábitos de vida que llevemos. A partir de esta edad, resulta ideal combinar el ejercicio cardiovascular, como; nadar, correr, bailar, ir en bici, etc. que activan la quema de grasas, con el de la fuerza (como las pesas), que te ayudará a ganar masa muscular y definición de los músculos.

Una buena costumbre que debemos adquirir, es cenar pronto y poca cantidad, ya que por las mañanas nuestro metabolismo quema más calorías que por la noche. Por esta razón, convendría seguir la máxima que aconseja:

“Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo”

The following two tabs change content below.

Nutricionista

Latest posts by Nutricionista (see all)