Cómo eliminar nuestro vientre inflamado

Cómo eliminar nuestro vientre inflamado

El vientre inflamado es uno de los problemas más comunes que suelen ocurrir tanto a los hombres como a las mujeres. A pesar de ello, resulta difícil combatirlo, y no porque para ello se requieran de métodos complejos, sino más bien porque en la mayoría de las ocasiones no se le presta la atención adecuada ocasionando que quien la padezca utilice remedios poco convencionales o que no están hechos para combatir las causas que lo ocasionan.

Cómo eliminar el vientre inflamado

Causas del vientre inflamado

También conocido como hinchazón o distensión abdominal, el vientre inflamado es provocado generalmente por comer en exceso, así que esto debe tenerse muy en cuenta a la hora de presentar los síntomas para no alarmarse más de la cuenta.

Entre otras, las principales causas del vientre inflamado son:

  • Gases atrapados en el intestino debido a la ingesta excesiva de alimentos ricos en fibras como frutas y verduras.
  • Consumo de lactosa, presentando una intolerancia a la misma.
  • Síndrome premenstrual.
  • Aumento de peso.

Existen otras causas menos comunes, aunque también válidas y que deben consultarse en el médico ante la mínima sospecha:

  • Deglución de aire.
  • Acumulación de líquidos en el abdomen.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Presentación de quistes en los ovarios.
  • Oclusión intestinal parcial.
  • Miomas uterinos.
  • Embarazo

Por normal general, se debe acudir al médico en caso de:

  • Hinchazón abdominal continúa y que se agrava cada vez más.
  • Aparición de síntomas poco relacionados con el padecimiento.
  • Sensibilidad extrema del abdomen.
  • Fiebre.
  • Diarrea intensa o manifestación de sangre en las heces.
  • Dificultad para comer o beber en períodos cortos de tiempo, menores a seis horas.

Así mismo, evitar la hinchazón del vientre ocasionado por las causas más comunes descritas anteriormente, es posible. Algunos de los puntos a tener en cuenta son:

  • Comer porciones de comida más pequeñas y sin prisa.
  • Reducir el consumo de grasas, ya que estas tardan un mayor tiempo en ser digeridas. Para ello es más recomendable cocinar los alimentos a la plancha, en el horno o al vapor.
  • Limpiarse ocasionalmente el tracto digestivo para mejorar la digestión de los alimentos
  • El consumo de bebidas embotelladas, ya que contienen azúcar, aportando un gran número de calorías vacías que incitan a la acumulación de grasas y por tanto al aumento de peso.
  • El uso de pajitas al momento de beber algún líquido.
  • Evitar tomar sorbos de la superficie de una bebida caliente.
  • La fibra debe consumirse con moderación, ya que el bajo consumo de la misma ocasiona estreñimiento, mientras que la ingesta excesiva propicia a la acumulación de gases.

Cómo eliminar el vientre inflamado

Remedios para eliminar el vientre inflamado

Por otra parte, podemos optar por remedios caseros que a lo largo de los años han demostrado su efectividad para combatir el vientre inflamado. Son demasiado fáciles de realizar y no requieren de grandes desembolsos de dinero.

Come frutas y verduras

Quizás puede sonar algo contradictorio teniendo en cuenta que las frutas y verduras tienen altas cantidades de fibra. En este caso no sólo se trata de moderar el consumo, sino también elegir las frutas adecuadas. La papaya, piña y kiwi contienen grandes cantidades de bromelina, es decir, una enzima que favorece a la digestión de los alimentos, evitando directamente el vientre inflamado.

Mejora tus hábitos alimenticios

Este punto no sólo se refiere a dejar de consumir tantos alimentos chatarra (aunque también tienen una relación directa con el abdomen inflamado), sino más bien mejorar la forma en la que nos alimentamos. Es decir, aprender a disfrutar de la comida, masticando adecuadamente toda la comida.

La comida que está bien triturada favorece a una mejor digestión, obligando al tracto digestivo a hacer un mayor trabajo que podría ocasionar la aparición de gases e incluso dolores de estómago. Además, al masticar bien la comida se disfruta más y se llega más pronto a una sensación de saciedad, evitando consumir calorías adicionales.

Bebe más inficiones

Algunas infusiones como la del jugo de limón son excelentes para combatir los gases intestinales que ocasionan la hinchazón del vientre. Recuerda tomarlo cada mañana, mezclando unas cuantas gotas de jugo de limón en un vaso con agua caliente. La ingesta debe ser todos los días antes del desayuno (esperándose hasta 6 horas cuando menos para ingerir los primeros alimentos).

Al hacer esto, el tracto digestivo comienza a depurarse, eliminando todo lo que no es necesario, lo que propicia a un mejor desempeño a la hora de digerir los alimentos consumidos en el futuro.

El agua de coco también es excelente para eliminar los gases atrapados, así como mejorar la digestión. Se debe consumir por las tardes, momentos en los que es más común la manifestación de los primeros síntomas. Eso sí, hay que tener mucho control sobre el consumo de agua de coco, ya que aporta una gran cantidad de energía que de no usarse se transformaría directamente en grasas.

Disminuye el consumo de sal

El consumo de sal está relacionado directamente con el consumo de líquidos, así que su ingesta debe ser regulada con mayor determinación, es especial por aquellas personas que padecen de hipertensión.

Los alimentos procesados como frituras y bollería son los que más cantidades de sal llevan en su preparación, así que mucho ojo con estos.

Si te gusto esta información compártela con tus amigos y así expandir nuestro estilo de vida fitness.

 

 

 

Fuente: aquí

El ayuno ocasional

El ayuno ocasional

Con la llegada de las fiestas Navideñas, una de las prácticas más habituales, es practicar el ayuno ocasional, después de ingerir gran cantidad de comida.Llegado este momento, una pregunta que todos nos hacemos, es:

¿Realmente es una buena solución?

El Ayuno ocasional

En muchas ocasiones, una práctica muy generalizada por todas las personas es dejar de comer durante un espacio de tiempo.

Pero, es cierto que esta no es la opción más beneficiosa para nosotros.

Se han realizado muchos estudios que fundamentan la práctica de ayunos intermitentes, en la mejora de nuestra salud, ya que existe de esta forma una disminución del peso corporal, nuestro porcentaje de grasa, disminución de los triglicéridos, el colesterol LDL se reduce en cierta medida, así como nuestra presión arterial.

Pero, por otro lado, los periodos de ayuno condicionan otras obligaciones por nuestra parte, ya que el ayuno ocasional podría ser saludable si nuestro patrón alimentario también lo fuese.

Es muy importante, que estos periodos de ayunos siempre estén supervisados por un profesional, debiendo realizarse, solo en periodos cortos he intermitentes, ya que su práctica, viene precedida de unos excesos en la comida y el posterior ayuno no debe prolongarse en el tiempo. Practicar el ayuno después del exceso de una gran comida, podría ser una buena práctica, siempre que podamos llevar unos buenos hábitos alimenticios.

La comida es la clave

Cuando se acercan fechas señaladas y estamos seguros de que nuestra ingesta alimentaria va ser mayor de lo habitual, nuestra recomendación, es que nos preparemos antes, debiendo de llevar una alimentación saludable.

Ciertos patrones, marcan la forma en la es considerada una alimentación saludable, pero muchos se preguntan; “que se entiende por alimentación saludable”.El Ayuno ocasional

Bueno, entendemos que es aquella que no engloba los alimentos procesados, incluyendo en nuestras comidas, todos los alimentos más naturales posibles.

Algunos consejos pueden ser:

Deberemos de consumir;

  • Al menos, unas 3 piezas de fruta entera al día (siempre será mejor que tomarlo en zumo, como sabemos la fruta nos saciará más y aportar mayor contenido de fibra)
  • Incorporar a nuestra dieta,  2 raciones diarias de verduras y hortalizas, recomendable es que cubran el 50% de nuestra dieta diaria.
  • Incluiremos alimentos integrales como; cereales, pastas y pan, evitando las harinas refinadas.

Es importante que las legumbres, los lácteos no azucarados, los frutos secos, el pescado, los huevos, la carne de ave y carne magra, los tubérculos y los aceites vírgenes formen parte siempre de nuestra alimentación.

Por otro lado, aderezáremos nuestros platos con hierbas y especias, siendo una buena forma de alegrar nuestros platos.

Como sabemos la ingesta de agua, fueras de las comidas, deberá ser abundante y generosa, añadiendo adicionalmente con infusiones o café sin endulzarlos.

Evitaremos a toda consta los refrescos y bebidas azucaradas, de igual forma, los alimentos ultra-procesados, como; la bollería industrial, galletas, panes de harina refinada, lácteos, zumos preparados, carnes procesadas, salsas azucaradas y aquellas comidas preparadas o precocinadas.

“Recordemos tener presente, que los excesos en las fiestas o fechas señaladas deben de ser puntuales, de lo contrario, suelen echarnos por tierra, los esfuerzos realizados durante todo el año”

La Actividad

Es necesario saber que además de nuestra alimentación, es necesario llevar un estilo de vida activa, en la que la realización de actividad física acorde a nuestros gustos y posibilidades debe formar parte de nuestra tarea diaria, así como el aprovechamiento del mismo, a la hora de subir o bajar escalera, ir andando a los lugares en vez de utilizar vehículo, evitando periodos largos sentados.

Todo esto, nos servirá de gran ayuda, para que, junto con nuestra alimentación, nos ayude a poder combatir los excesos en esas fechas tan señaladas.

Recordar que la clave de todo no está en aquellos momentos de celebración puntuales, sino en los hábitos de vida que nosotros llevemos el resto de nuestros días.

En nuestro deseo de poder ayudaros, os proponemos un plan alimenticio saludable, para que en aquellos momentos de celebración lo podáis llevar a cabo y compartir con vuestros familiares o amigos.

Menú

Entrantes a compartir:

  1. Tabla de quesos variados.
  2. Variado de mariscos.
  3. Verduras a la plancha, con paté de garbanzo o lenteja.
  4. Variado de aceitunas.
  5. Tostada con tomate, queso de untar, anchoas, boquerones.

De 1º plato (individual)

Ensalada al gusto / crema de verduras / vaso de gazpacho.

Opción 1ª Salmón ahumado, ensalada con kale con piña troceada y cebolla tierna.

Opción 2ª Ensalada con lechuga (al gusto) zanahoria, granada, nueces y queso de cabra.

De 2º plato (individual)

Carne roja o pescado blanco con verduras a la plancha.

Opción 1ª Merluza al horno con cebolla y ajos tiernos.

Guarnición de espárragos trigueros y patatas asadas.

Opción 2ª Solomillo de pollo o pavo, son salsa al gusto.

Guarnición de verduras o champiñones.

Postre (a compartir)

  1. Sorbete de fruta sin azúcar.
  2. Chocolate o turrón sin azucares.
  3. Frutos secos, de 30 a 40 gr.
  4. Macedonia de frutas con nata sin azúcar.

El Ayuno ocasional

Nuestros músculos y los minerales

Nuestros músculos y los minerales

Nuestros músculos

Todos sabemos que el deporte es una actividad muy beneficiosa y necesaria para todos nosotros, ya que contribuye a mejorar nuestra salud física.

Nuestros músculos y los minerales

Muchos estudios realizados sobre este tema demuestran que el ejercicio físico nos ayuda a encontrarnos mejor, entre otros factores, influye en nuestro estado de ánimo, ya que estimula la producción de endorfinas, e incluso puede reducir los estados de ansiedad.

Como bien sabemos, la endorfina se produce en una parte de nuestro cerebro y son sensaciones muy similares o semejantes a la de la morfina u otro tipo de drogas, pero lógicamente sin sus efectos dañinos.

Por otro lado, nuestros músculos además de hacer posible el movimiento, los músculos junto con los huesos, son imprescindibles para llevar a cabo ciertos procesos como; la respiración, la digestión, así como para el sistema circulatorio.

Para mantener un buen estado de salud, es preciso desarrollar hábitos que nos ayuden a reducir el estrés muscular y mejorar la función y la fuerza muscular.

Lo que comemos…

Los alimentos desempeñan un papel fundamental para el desempeño de nuestras actividades físicas y éste debe ajustarse a las necesidades de cada individuo, siempre en función de su actividad física diaria.

De esta forma, las personas que realizan un nivel de actividad física regular, es importante que controlen sus niveles de electrolitos y sales minerales como; el magnesio, potasio, sodio, hierro, zinc y el cloruro, ya que, con la actividad física, perdemos dichos minerales a través de nuestro sudor y al ir a orinar.

Nuestros músculos y los minerales

¿Por qué es importante su aporte a través de los alimentos?

La aportación de los minerales, obtenidos mediante los alimentos que ingerimos, son de gran importancia ya que son responsables de mantener el equilibrio de los fluidos de nuestro cuerpo y de garantizar el correcto funcionamiento de los diferentes sistemas.

Entre otros existen minerales tan necesarios como el Potasio, el cual podemos decir que, entre otras funciones, interviene en la contracción muscular, por otro lado, el Magnesio es necesario para facilitar la relación y la recuperación muscular de las personas que realizan deporte, ambos de estos minerales intervienen en la transmisión de los impulsos nerviosos y en la relajación muscular.

Nuestros huesos y las articulaciones

Nuestros huesos y las articulaciones

Los huesos y articulaciones

Es importante hacer una reflexión sobre este tema… y saber qué factores como la edad y el sobre peso afectan a nuestro aparato locomotor.

Por otro lado, la sobre carga en nuestro cuerpo, a lo largo de nuestra vida diaria son elementos que afectan en gran medida a nuestra salud y articulaciones.

Nuestros huesos y las articulacionesNuestros huesos y las articulaciones

“ Sabías que…. Nuestro organismo pierde aproximadamente un 1,5% de colágeno total al año, es

un declive que se produce a partir de los 25 años”.

 

Componentes de las articulaciones

La glucosamina, la condroitina, el ácido hialurónico y el colágeno son componentes que se encuentran de forma natural en el organismo y son esenciales, entre otros ya que influyen en el correcto funcionamiento de las articulaciones.

Es de suma importancia saber que el ácido hialurónico ejerce un papel fundamental como elemento de unión entre los tejidos de nuestro cuerpo.

Por su parte, el colágeno es el componente que más abunda en la piel y en los huesos de nuestro cuerpo.

Éste llega a cubrir un 25% aproximado de la masa total de proteínas en los seres mamíferos.

Esta conocida proteína es esencial para la formación de los tejidos del organismo, tanto como; huesos, músculos, piel, etc.…

Nuestros huesos y las articulaciones

Nutrientes para las articulaciones

Todos sabemos que una buena alimentación es fundamental y necesaria para el buen estado de nuestra salud.

Y más concretamente, a nivel articular, por otro lado, sabemos que la vitamina C participa en gran medida en la síntesis de colágeno, contribuyendo al normal funcionamiento del sistema articular, como son; los cartílagos y los huesos.

El cartílago articular entre sus funciones, desempeña un importante papel en el funcionamiento y desarrollo normal de las articulaciones, pues actúa a modo de amortiguadores y lubricadores, permitiendo así de esta forma el movimiento sin fricciones.

Por otro lado, las proteínas desempeñan un papel importantísimo, ya que contribuyen a conservar en todo momento la masa muscular de nuestro cuerpo, manteniendo y conservando a la vez los huesos en un estado óptimo.

Vitaminas como el Magnesio y la vitamina D ejercen un papel necesario y fundamental, ya que también colaboran en el mantenimiento de todos los huesos de nuestro cuerpo.

 

Plantas que benefician a los huesos y articulaciones

Existe una raíz llamada harpagofito, muy involucrada en este hecho, ya que sus propiedades sobre las articulaciones, contribuye al mantenimiento y bienestar de la elasticidad y de la movilidad articular.

La cúrcuma es una planta utilizada tradicionalmente como antiinflamatorio y para cuidar la salud de todas las articulaciones.

 

Dieta durante el periodo de la menopausia

Dieta durante el periodo de la menopausia

La menopausia

Como sabemos, la menopausia es una etapa en que la inevitablemente toda mujer llegará aproximadamente, alrededor de los 45 años.

Durante ese periodo, se producen en la mujer, una serie de cambios hormonales, que además de alterar el metabolismo, pueden llegar a influir negativamente en la salud.

Por este motivo, es importante saber que una alimentación sana y adecuada (baja en grasas, rica en calcio, vitaminas y aminoácidos esenciales) puede ayudar a contrarrestar algDieta durante el periodo de la menopausiaunos síntomas de la menopausia así como cuidar la figura.

Se debe tener en cuenta que con la edad las necesidades calóricas de nuestro organismo disminuyen y en muchas ocasiones la tendencia es a retener líquidos y a engordar.

Dieta durante el periodo de la menopausiaEn este caso te ofrecernos una dieta, pensada para las mujeres que están pasando por esta etapa y en su caso desean bajar de peso, si sois constantes, esta dieta te podrá ayudar a bajar algunos kilos, sin necesidad de pasar hambre realizándola.

Por otro lado, está pensada para cubrir todas tus necesidades físicas aportándole todos los nutrientes necesarios para el equilibrio de una buena salud y forma de vida.

Siempre os recordamos como suele ser habitual en nuestros artículos, el deber de tener que beber mucha agua así como crear el hábito de andar o pasear durante al menos unos 30 o 60 minutos casi todos los días, siendo algo que debemos tomar como un hobbie.

Dieta durante el periodo de la menopausia

 

Desayuno Almuerzo Comida Merienda Cena
Lunes

 

Café con leche de soja o infusión

2 rebanadas de pan tostado con mermelada de frutas light
sin azúcar

Infusión de té rojo

Una pieza de fruta

Coliflor y brócoli al horno o hervido

Pechuga de pollo a la plancha aliñada con limón

2 rebanadas de pan tostad

Una infusión de té verde

Un yogur desnatado

Zumo de pomelo, de naranja, o de limón

Revuelto de ajos con gambas y espárragos trigueros

Bacalao a la plancha.

Un yogur desnatado

 

Martes

 

 

Café con leche de soja o infusión

Cereales

 

Infusión de té rojo

Una pieza de fruta

Ensalada con lechuga, tomate, espárragos y
atún al naturalUna rodaja de merluza a la plancha o hervidaUna infusión de té verde
Una infusión o zumo de limón

Una tostada de pan con fiambre de pavo y queso fresco

Filete de ternera con rodajas de tomate con orégano
o albahaca2 rebanadas de pan tostadoUn yogur desnatado
Miércoles

 

Café con leche de soja

3 galletas integrales

 

Infusión de té rojo

Una pieza de fruta

Espinacas hervidas con queso gratinado

Pollo asado

2 rebanadas de pan tostado.

Una infusión de té verde

 

Un yogur desnatado

Zumo de pomelo, de naranja, o de limón

Ensalada de col con zanahoria rallada y salsa de yogur

2 tostadas de pan con fiambre de pavo

Un yogur desnatado

 

Jueves

 

Café con leche desnatada o infusión.

Una ensalada de frutas.

 

Infusión de té rojo

Una tostada de pan con pavo y queso fresco

Ensalada de lechuga, cebolla, pepino, tomate y zanahoria

Tortilla francesa o de cebolla con 2 claras y 1 yema

2 rebanadas de pan tostado

Infusión de té verde

 

3 galletas integrales

Zumo de pomelo, de naranja, o de limón

Espárragos envueltos con fiambre de pavo y un queso fresco
desnatado2 rebanadas de pan tostadoUn yogur desnatado
Viernes

 

Café con leche de soja o infusión

1yogur desnatado

 

Infusión de té rojo

Una pieza de fruta

Alcachofas hervidas o asadas

Lenguado a la plancha

2 rebanadas de pan tostado

Infusión de té verde

 

Un yogur desnatado

Zumo de pomelo, de naranja, o de limón

Salteado de champiñones y setas

Croquetas de bacalao hechas con leche desnatada

2 rebanadas de pan tostado

Un yogur desnatado

 

Sábado

 

Café con leche de soja o infusión

Cereales

 

Infusión de té rojo.

Una pieza de fruta

Berenjena asada rellena de carne picada de pollo con cebolla y ajo

Un yogur desnatado

Infusión de té verde

 

Un zumo de pomelo, de naranja, o de limón.

Una tostada de pan con pavo y queso fresco

3 salchichas de pavo acompañadas de cebolla a la plancha

2 tostadas con queso light

1yogur desnatado

 

Domingo

 

Café con leche de soja o infusión. Infusión de té rojo.

Una pieza de fruta.

Verduras a la plancha

Pollo asado

2 rodajas de piña natural

Infusión de té verde

 

 

Un yogur desnatado

Zumo de pomelo, de naranja, o de limón

Ensalada de tomate con queso fresco desnatado y orégano.

Hamburguesa de pollo a la plancha

2 rebanadas de pan tostado

Un yogur desnatado