Azúcar, un peligro oculto

Part.II

En relación al artículo anterior y debido a la importancia de ésta sustancia, comenzaremos este apartado, explicando los tipos de azucares y sus características. Pero, antes de nada y debido a su notable valor, recalcaremos que numerosos estudios científicos empeñan su esfuerzo en demostrar que el consumo excesivo de azúcar es origen de cuantiosas enfermedades mentales, por otro lado, aclararemos la evidencia, de que; “el azúcar es un producto químico puro” y es causa de episodios de hipoglucemia, hecho que altera nuestro metabolismo, afectado a numerosas anomalías digestivas.Azúcar, un peligro oculto

Todos sabemos lo arduo que es escaparnos de la tentación de los dulces, y más aún, cuando nos encontramos completamente rodeados de ellos, debido a la infinidad de productos que contienen esta sustancia llamada azúcar, tan placentera y dañina a la vez.

Dicho esto, es preciso saber, que el azúcar provoca un déficit de vitamina B siendo ésta necesaria para la asimilación de los glúcidos que ingerimos, recalcando que el azúcar como los almidones refinados (pan con harina blanca o el arroz blanco, etc…), carecen totalmente de vitamina B. Esto obliga a nuestro organismo a extraerla de sus reservas, creando un déficit y ciertos efectos negativos en nuestra salud. Por lo que nuestra recomendación siempre será que suprimamos su ingesta, ya que nunca podremos evitar aquel azúcar que se encuentra oculto, en otros alimentos.

Por suerte, últimamente existe una mayor utilización de los edulcorantes sintéticos, como alternativa para endulzar los alimentos, bien por la proliferación de ciertas enfermedades, como la diabetes, sumada a un notable culto por mejorar nuestra salud y nuestro cuerpo. Por estos motivos, queremos hablaros de ellos, para que podáis conocerlos mejor y obtengáis vuestros propios criterios para su uso.

Azúcar, un peligro oculto

COMENCEMOS…

Existen numerosos tipos y sustancias edulcorantes con la capacidad de endulzar los alimentos, estos pueden venir de extractos naturales o ser sintéticos. Debido al cambio en ciertos hábitos alimenticios, la utilización de edulcorantes sin aporte calórico como sustitutivo del azúcar tanto en comidas como en bebidas, ha crecido considerablemente en estos últimos años, obteniendo una gran victoria frente al azúcar.

Los edulcorantes se pueden clasificar según su contenido calórico, según su origen (natural o artificial) y según su composición su química.

Azúcar, un peligro oculto

LA SACARINA

Se conoce por ser el sustituto del azúcar más antiguo que existe, descubierto en 1879 tiene la virtud de no ser asimiladas por nuestro organismo y poseen un poder edulcorante 350 veces superior al de la sacarosa del azúcar. Presentan la ventaja de ser un compuesto muy estable en un medio ácido y de soportar temperaturas medias. Hay que reconocer que ha sido el edulcorante más comercializado hasta la aparición del aspartamo.

El CICLAMATO

Son mucho menos conocidos que las sacarinas, pese a que fue descubierto en el 1937 son sintetizadas a partir del benceno y poseen un poder edulcorante inferior al que tienen la sacarina, y en ocasiones su gusto no es tan grato. A su favor diremos que el ciclamato es un edulcorante no calórico, tienen la ventaja de ser completamente termoestable, es decir, que resiste las altas temperaturas.

EL ASPARTAMO

Es un edulcorante también no calórico y un compuesto mucho más reciente, ya que su descubrimiento fue en 1965 en Chicago por James Schlatter investigador destacado. Curiosamente el Aspartamo es una asociación de aminoácidos naturales:

  • El ácido arpártico.
  • La fenilalanina.

Por otro lado, gracias a la introducción de los edulcorantes sintéticos en la industria alimenticia y a la concienciación del personal sanitario, el consumo directo de azúcar, tiende a estabilizarse, y en muchos casos a su disminución.

En cambio, es el consumo indirecto es más preocupante, ya que afecta especialmente a los niños y adolescentes, un claro ejemplo, es cuando ingerimos 150ml. de un refresco o cola, equivale a cuatro terrones de azúcar. Un detalle importante que os podemos dar, es que cuando la bebida más fría está, menos percibimos el gusto del azúcar que contiene.

EDULCORANTES

Muchos de nosotros, cuando oímos hablar de edulcorante, se nos viene a la cabeza, todo aquello que tiene que ver con los edulcorantes sintéticos, pero si atendemos explícitamente al significado de edulcorante, sabremos, que es aquella sustancia química capaz edulcorar los alimentos, es decir, proporcionar un sabor dulce a un alimento, con el fin de simular al azúcar, aportándonos menos calorías. Por lo que, la propia definición de edulcorar puede englobar tanto los sintéticos como los naturales.

La utilidad de los edulcorantes son diversas como:

  • Conservantes de mermeladas y gelatinas.
  • Para endulzar ciertos alimentos.
  • Nutrir de sabor las carnes procesadas.
  • En la fermentación de panes y salsas agridulces.
  • Agregan volumen a las cremas heladas.
  • Dan cuerpo a las bebidas carbonatadas.
  • Usados en la elaboración de medicamentos, con distintos fines.

Algunos alimentos como las frutas, contienen azúcares, pero, también poseen vitaminas, minerales y fibras. Por otro lado, muchos alimentos poseen azúcares añadidos, como las bebidas gaseosas, y muy popularmente en las bebidas energéticas para deportistas, preparados de café y ciertos zumos, aportando muchos de ellos calorías sin nutrientes.

Una vez tenemos claro el concepto de edulcorante y sus usos, podríamos comenzar a distinguir entre cuatro principales grupos:

Edulcorantes naturales

El Azúcar: es el edulcorante natural más utilizado, generalmente se extrae de la caña de azúcar o de la remolacha, aunque puede encontrarse presente en las frutas, hortalizas y en los productos lácteos. Dividiéndose en dos tipos:

  • Monosacáridos, que son: fructosa, glucosa y galactosa.
  • Disacáridos, que son: sacarosa, lactosa y maltosa.

Ambos son edulcorantes nutritivos, por lo que aportan calorías a nuestra dieta, además de vitaminas.

La Sacarosa: Está compuesta de glucosa más fructosa, se conoce como “azúcar de mesa” y se emplea en la fabricación de alimentos manufacturados.

Edulcorantes derivados de productos naturales

Son edulcorantes obtenidos de algunos alimentos, dentro de estos derivados encontramos el almidón, el cual es procesado para obtener productos como la glucosa, jarabe de glucosa e isoglucosa. Son edulcorantes utilizados sobre todo en la industria pastelera. Coexiste otro grupo de azucares; alcoholes y polioles, los polioles presentan una gran variedad de edulcorantes naturales, pero de difícil extracción, por lo cual no son rentables, y se distinguen otros tipos:

  • Monosacáridos, que son: sorbitol, xilitol y manitol.
  • Disacáridos, que son: lactitol, isomaltol.
  • Polisacáridos, que es el: jarabe de glucosa hidrogenado.

Edulcorantes sintéticos

Estos edulcorantes, están compuestos por moléculas cuyo poder edulcorante es mayor que el de los edulcorantes naturales, siendo estos:

  • Aspartamo: Su poder edulcorante es entre cien y doscientas veces mayor que el de la sacarosa, debiendo saber que en dosis elevadas se vuelve tóxico. Su estabilidad varía con la temperatura, el PH o la naturaleza del medio, por lo que no puede emplearse en alimentos que requieran de altas temperaturas para su elaboración. Se suelen usar en refrescos.
  • Acesulfamo: Su poder edulcorante es de cien a doscientas veces superior al de la sacarosa. El organismo no lo metaboliza, y es eliminado en la orina, se utiliza en la industria alimenticia, y principalmente en bebidas sin alcohol.
  • Sacarina: Su poder edulcorante ronda las trescientas y cuatrocientas veces el de la sacarosa. Este edulcorante no se mantiene estable con el calor, incluso se asocia a diversos tipos de cáncer. Es utilizado sobre todo en medicamentos y bebidas.
  • Ciclamato: Tiene un poder edulcorante entre veinticinco y treinta veces superior a la sacarosa. Su uso está prohibido en diversos países.
  • Dulcina: este último, se obtiene a partir de la sacarosa, estable en un medio ácido, por lo que es utilizado en algunas bebidas, por consiguiente, se sabe que puede producir daño hepático.

Edulcorantes de origen vegetal

Algunos de estos edulcorantes, pueden superar el poder de edulcoración de los sintéticos.

  • Taumatina: Es el edulcorante más poderoso conocido, entre 1.400 y 2.200 veces superior a la sacarina, se extrae un fruto, tallamado Thaumatococcus daniellii. En muchas ocasiones, es usado para enmascarar el sabor de algunos alimentos y bebidas. Es estable frente al calor y el ph.
  • Monelina: Su poder edulcorante es 2.000 veces superior al de la sacarina, se extrae de una baya de Nigeria. No es estable frente al calor ni al frío.
  • Miraculina: Posee cierto poder edulcorante, se extrae del fruto Syncepalum dulcificum. Tiene la virtud, de convertir sabores ácidos en dulces.
  • Esteviósido: Su poder edulcorante está entre 120 y 250 veces el de la sacarina, se extrae de la hoja de Stevia rebaudiana. Es estable frente al calor, además disminuye la absorción de los hidratos de carbono a nivel intestinal, funcionando como adelgazante y aliviando los dolores reumáticos.Azúcar, un peligro oculto

Dentro de los edulcorantes encontramos los de alto valor calórico, como el azúcar o la miel por mencionar algunos, y los de bajo valor calórico, que se emplean como sustitutos del azúcar. Como ya hemos visto, en ambos tipos encontramos edulcorantes naturales y artificiales, generalmente la mayoría de los edulcorantes bajos en calorías son de origen artificial. Los alimentos que contienen azúcares naturales (como la fruta o los lácteos), también incluyen vitaminas, minerales y fibra. Sin embargo, muchos alimentos con azúcares añadidos sólo contienen calorías, conocidas en muchas ocasiones como “calorías vacías”.

 

 

Conclusión:

El consumo de ciertos alimentos y bebidas con edulcorantes, se elaboran con el fin de disminuir el aporte calórico en la dieta, bien para contribuir a bajar de peso y/o prevenir el desarrollo de ciertas enfermedades como la diabetes o las caries dentales. Pero los consumidores, en muchas ocasiones, nos planteamos, si existe riesgo para la salud procedentes de su consumo. Un reciente artículo publicado en la conocida revista Nutrición Hospitalaria, a través de la cual se ha obtenido una tabla de clasificación, repasa el papel y los posibles peligros y beneficios de los edulcorantes como parte de nuestra alimentación.

Los edulcorantes pueden afectar en:

  • La ingesta energética. Es lógico llegar a pensar que sustituir el azúcar por edulcorantes acalóricos, debería inducir a la reducción de energía ingerida, pero por el contrario existen estudios científicos que han planteado resultados opuestos.
  • La regulación del apetito. Debido a mejorar las características organolépticas de los alimentos, los hace más apetitosos y menos calóricos.
  • Su uso al igual que el azúcar, aportan un sabor dulce, pero con un mínimo de calorías y un índice glucémico muy bajo, por lo que es una excelente alternativa para alcanzar unAzúcar, un peligro ocultoa reducción de grasa corporal.
  • Produce un efecto sobre el peso corporal. Esto ha determinado el uso de los edulcorantes, pero los estudios han demostrado que no se ha conseguido el efecto deseado.
  • La diabetes. En este caso, los beneficios de los edulcorantes para las personas con diabetes son la reducción de calorías y de hidratos de carbono para mejorar el control de peso y de la glucosa en sangre.
  • Las caries dentales. Ciertos beneficios del uso de edulcorantes sobre el azúcar, ayudan a la no proliferación de la caries dental.

 

Nuestra recomendación sobre el uso de edulcorantes

Tratemos de evitar un uso excesivo de ellos, ya que su interés como medida de prevención contra el de sobrepeso o la diabetes e incluso en aquellas personas sanas que quiere cuidar su salud, no está demostrada con evidencia que apoye los efectos beneficiosos frente a las alternativas con edulcorantes calóricos habituales.

The following two tabs change content below.

Nutricionista