Dieta para el colon irritable

En este artículo os revelaremos una dieta para el colon irritable y trataremos de explicaros todo lo concerniente a este síndrome; de intestino irritable.

Debido a su importancia, está considerada como una enfermedad benigna y crónica, los médicos no la califican como grave, pero lo que es evidente es que dificulta el desarrollo y la calidad de vida de las personas.Colon irritable

Diversos estudios demuestran que si se aplicaran razonamientos precisos, la cifra de personas afectadas, llegaría hasta un 10% de la población, dicho síndrome, llamado; de colon o intestino irritable, también conocido como colitis funcional, colitis ulcerosa o neurosis intestinal es una enfermedad cuyas causas son desconocidas, pero como vemos afecta hoy en día a un amplio porcentaje de la población.

¿Cuáles son sus síntomas?

Las personas que padecen de colon irritable presentan principalmente molestias o dolor en el área abdominal y sufren de diarrea o estreñimiento crónico y sensación de plenitud, en ocasiones la defecación puede empeorar o aliviar el malestar. En algunos casos se presenta sólo uno de los síntomas, en otros se presentarán varios de ellos o incluso todos, alternándose la diarrea y el estreñimiento por períodos de tiempo; pero lo que verdaderamente caracteriza a este síndrome es que siempre se trata de molestias abdominales o problemas en la motilidad intestinal, ocasionando muchas veces a la persona que lo sufre, cierta angustia, motivo por el que dejan de salir o realizar vida social por temor a no poder acudir al baño de una forma inmediata.

Por este motivo algunos de estos trastornos, se miden por la intensidad de la sintomatología, pudiendo contrastarlos con verificación de alteraciones en los análisis realizados en el tracto digestivo, ya sean estudios contrastados del intestino, analíticas de sangre, scanners, endoscopías, etc.

Al parecer, se sabe que dicho sistema responde de inmediato a la emociones, existiendo una relación de causa, efecto entre la aparición sintomática con elementos emotivos, por lo que algunas recomendaciones indican que es importante evitar episodios de estrés, ansiedad o de depresión, ya que estos incidentes suelen empeorar estos síntomas. La hipersensibilidad a los diferentes alimentos también varía en cada persona, sin embargo algunos grupos alimenticios han sido señalados como aquéllos que afectan con mayor incidencia a personas que sufren este síndrome.

Entre ellos por ejemplo tenemos:

  • La leche o los lácteos.
  • Las grasas.
  • Las bebidas alcohólicas.
  • El café.
  • Las salsas.
  • Los picantes, etc.

Debemos tener en cuenta, que en algunos casos y en determinados momentos, la reacción no la producen directamente los alimentos ingeridos, sino que más adelante, la acumulación en nuestro organismo de dicho alimento genera el malestar, esto puede dificultar la asociación entre ingesta y síntomas.Colon irritable

No se ha determinado hasta el momento un tratamiento realmente efectivo, aunque los últimos estudios señalan un incremento de las colonias de bacterias en el intestino delgado, requiriendo en algunos casos la esterilización antibiótica del tracto intestinal, lo que usualmente se hace con sulfamidas combinadas con carbón activado que actúa como absorbente de gases y bacterias. Por otro lado, la Domperidona y similares pueden ayudar a regular la motilidad del intestino, lo que constituye un medicamento de tratamiento sintomático efectivo.

Antes de iniciar un tratamiento para el colon irritable es importante descartar que la persona padezca de intolerancia a la lactosa, ya que este mal afecta a un gran porcentaje de personas, y en muchas ocasiones se desconoce, pudiendo llegar a padecer o no de colon irritable.

Factores de gran importancia que se deben considerar junto con la elección de la comida:

  • La manera en que se ingiere.
  • Si se mastica lo suficiente como para que el bolo alimenticio sea bien degradado.
  • El contexto en el que se come (esto es; si uno se sienta o come en parado, si la mesa familiar es o no tranquila, si se come de la mano del televisor viendo noticias “fuertes” de la realidad, o por el contrario si lo hacemos solos o acompañados, y de ser así, si la compañía es beneficiosa o por el contrario negativa, en el sentido de tener una buena comunicación abierta y relajada, evitando en todo momento las posibles disputas o tensiones durante dicha comida).

Es importante que se realicen algunas modificaciones en sus hábitos de comidas:

  • Haga una dieta “pobre en grasas” e hiperproteica o “rica en proteínas” (carnes y pescados).
  • Coma siempre despacio y procure masticar bien.
  • Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel y verduras.
  • Evite las comidas copiosas, es preferible espaciar las comidas y que sean menos abundantes.
  • Utilice suplementos de Salvado de Trigo: de 4 a 8 cucharadas al día, mezclados con líquidos o alimentos.
  • Evite los alimentos que usted note que empeoran sus síntomas o no le sientan bien.
  • Si lo que predomina es la diarrea evite los derivados lácteos, café, té y chocolate.
  • Puede tomar leche vegetal (de almendras).
  • Evite las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como: col, coliflor, habas, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos y en conserva.
  • Evite cocinar con especias, alcohol, tónica, sopas de sobres, cacao, derivados lácteos, quesos, yogurt, bollería, pasteles, helado, mantequilla,…
  • Aumente la ingesta de agua (2 litros diarios), sobre todo si presenta estreñimiento.
  • Procure mantener un horario fijo de comidas y de deposiciones. Cuando vaya al baño hágalo a la misma hora y sin prisa, a poder ser por la mañana, después del desayuno.
  • Haga algún tipo de actividad física como caminar, nadar, etc.
  • El calor local es un remedio sencillo que alivia el dolor abdominal.
  • Evite el uso de laxantes.
  • Evite llevar un ritmo de vida que le resulte estresante así como situaciones que le pongan nervioso o le disgusten.

Dieta para colon irritable:

Como siempre seguir una dieta apropiada es una de las primordiales recomendaciones que os podemos indicar para aquellas personas que sufren del síndrome del intestino irritable, por este motivo a continuación os indicamos ciertas normas que se deben cumplir.

Se podrá aliñar los alimentos con aceite de oliva (2 cucharadas al día) pudiendo añadir algo de sal (excepto si presenta enfermedades como la hipertensión arterial).

En el desayuno y merienda, os recomendamos tomar:

  • Leche de almendra o leche sin lactosa (ya que la lactosa ocasiona gases)
  • Infusiones.
  • Cereales.
  • Pan integral con pechuga de pavo.

Durante las comidas y cenas, os recomendamos tomar:

  • Caldos y sopas de vegetales o carnes, no grasas.
  • Pastas, patatas, arroz.
  • Carnes sin grasa (ternera, pollo, pavo, cerdo, cordero) cocidas, al horno o a la plancha. Evitar fritos.
  • Pescados a la plancha, al horno, o hervidos.
  • Huevos.
  • Todas las verduras excepto las arriba indicadas.
  • Ensalada de lechuga, escarola, tomate y zanahoria la cual posee propiedades antiinflamatorias.
  • Frutas con cáscara: manzana, pera, plátano ya que tienen gran contenido en fibra, por este motivo el kiwi también debe ser tomado.
  • Jalea real.
  • Pan integral.
The following two tabs change content below.

Nutricionista