Dieta de 2.000 calorías

Dieta de 2.000 calorías

Dieta de 2.000 calorías

Os presentamos una dieta de 2.000 calorías, con ella tú misma/o podrás variar los menús de acuerdo a tus gustos, en la que puedes comer un poco de cada grupo de alimentos, pero no debes excederte las 2.000 calorías al día; si eres disciplinado y constante notarás los resultados en unas semanas.Dieta de 2.000 calorías

Esta dieta es recomendable ya que aporta todos los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita y si la acompañamos con ejercicio, observarás los resultados en poco tiempo.

Puedes cambiar o adaptar el plan de alimentos a tu menú familiar o laboral. Aprenderás a medir e intercambiar los alimentos de cada grupo, asegurándote una dieta a tu gusto que no resulte difícil de llevar, las cantidades podrán ser variadas dependiendo de la persona y considerando que efectivamente, bajaremos las calorías de ésta dieta.

Esta dieta consta de una ingesta de;

  • 78 gr. De grasa.
  • 89 gr. De proteínas.
  • 255 gr. De carbohidratos.

Dieta de 2.000 calorías.

Desayuno:

  • 200 ml. de leche desnatada sin lactosa con café o chocolate desgrasado, sin azúcar.
  • 40 gr. de pan integral o blanco (si es posible de harina no refinada).
  • 25 gr. de proteínas (fiambre de pavo, queso desnatado, atún al natural).

Almuerzo:

  • 50 gr. de pan integral o blanco (si es posible de harina no refinada).
  • 25 gr. de proteínas (fiambre de pavo, queso desnatado, atún al natural).

Comida: seleccionaremos;

  • Un alimento del grupo de las verduras.
  • Un alimento del grupo de los farináceos.
  • Un alimento del grupo de las proteínas.

Comida:

  • Un alimento a elección del grupo verduras.
  • Uno del grupo farináceos.
  • Uno del grupo proteínas.
  • Uno a elegir del grupo frutas.

También podremos comer aproximadamente unos 40 gr. de pan blanco o integral.

Merienda:

  • 200 ml. de leche desnatada sin lactosa.
  • 20 gr. del grupo proteínas (atún sin aceite, queso o fiambre de pavo).

Cena:

  • Un alimento a elección del grupo verduras.
  • Uno del grupo farináceos.
  • Uno del grupo proteínas.
  • Uno a elegir del grupo frutas.

Y para antes de ir acostarse: Tomaremos 200 ml. de leche desnatada sin lactosa o en su defecto 2 yogures naturales desnatados (podremos añadir de 20 a 30 gr. de nueces, en el caso de no haber ingerido aceite durante el día).

Las Grasas (Aceite):  30 gr. o lo que es igual a 3 cucharadas soperas. Esta es la ingesta indicada para todo el día, que pueden ser de oliva o de soja.

Grupo de verduras:
Del grupo A: 300 gr. de acelgas, apio, berenjenas, calabaza, champiñones, coles, endivias, espárragos, espinacas, lechuga, pepinos, pimientos, rábanos, tomates, grelos, coliflor.
Del grupo B: 200 gr. de berros, cebolletas, judías verdes, nabos, puerros.
Del grupo C: 100 gr. de alcachofas, cebollas, coles de bruselas, remolacha, zanahorias.

Grupo de farináceos:
Del grupo A: 120 gr. de guisantes o alubias frescas.
Del grupo B: 100 gr. de patatas o boniatos.
Del grupo C: 40 gr. de garbanzos, alubias secas, lentejas o alubias pintas.
Del grupo D: 30 gr. de arroz, pastas, harina, pan tostado, puré de patata, sémola o tapioca.

Grupo de proteínas:
Carnes: 100 gr. de carne magra, como puede ser: pechuga de pollo o pavo (sin piel), conejo, liebre, ternera o buey.
Pescados: 130 gr. de pescado azul o blanco.
Huevos: 2 huevos (en tortilla o duros).

Grupo de frutas:
Del grupo A: 300 gr. de melón, sandía o pomelo.
Del grupo B: 150 gr. de fresa, albaricoques, ciruelas, frambuesas, mandarina, naranja o piña natural.
Del grupo C: 120 gr. de manzana, melocotón o pera.
Del grupo D: 75 gr. de chirimoya, cerezas, plátano, níspero o uvas.

Dieta de las tres horas

Dieta de las tres horas

Dieta de las tres horas

En esta ocasión dedicaremos este apartado para hablaros de la dieta de las tres horas. Se trata de una forma novedosa para perder peso, pudiendo llegar a perder entre 1 y 3 kilos aproximadamente por semana. A diferencia de otras dietas, ésta no consiste precisamente en seguir menús específicos; quienes la han aplicado han obtenido buenos resultados, siempre sin llegar a pasar hambre y comiendo de todo.Dieta de las tres horas

En el siguiente apartado, trataremos puntos importantes los cuales deberás considerar para poder seguir exitosamente esta dieta:

  • Debes comer en horas determinadas, siguiendo tu reloj biológico (pero siempre cada tres horas aproximadamente), de esta manera tu digestión será más rápida y tu organismo eliminará sustancias tóxicas y nocivas que favorecen la acumulación de grasa.
  • No debes mezclar los grupos alimenticios, a este respecto debes considerar la clasificación realizada por  H. y M. Diamond, ellos los clasificaron en alimentos concentrados y no concentrados;

– Los concentrados son aquellos que no contienen agua en su composición, como los carbohidratos, lácteos y proteínas.

– Los no concentrados, por el contrario, tienen un alto contenido de agua, por lo tanto nos permiten eliminar toxinas y bajar de peso, en este grupo encontramos a las frutas y las verduras.

  • Esta dieta consiste en dividir los grupos alimenticios e ingerirlos en los siguientes porcentajes:

– 70% de alimentos no concentrados.

– 30% de alimentos concentrados.

  • No debes mezclar los grupos de alimentos concentrados, esto quiere decir que no puedes mezclar proteínas con carbohidratos, entonces si comes carne (proteínas) puedes acompañarla con una ensalada, pero no con arroz, papas o pan (carbohidratos).
  • No comer proteínas + proteínas, es decir carne y huevos o pollo y queso al mismo tiempo.
  • No juntar dos hidratos de carbono, por ejemplo arroz con menestra o pan con cereales; y algo muy importante es que no debes mezclar los carbohidratos con ácidos como la naranja, el limón, el vinagre o la piña.
  • Por último, puedes usar grasas como aceite y mantequilla, pero con moderación y sin mezclarla con azúcares.

Dieta de las tres horas:

Dieta de las tres horas

Dieta para el colon irritable

Dieta para el colon irritable

Dieta para el colon irritable

En este artículo os revelaremos una dieta para el colon irritable y trataremos de explicaros todo lo concerniente a este síndrome; de intestino irritable.

Debido a su importancia, está considerada como una enfermedad benigna y crónica, los médicos no la califican como grave, pero lo que es evidente es que dificulta el desarrollo y la calidad de vida de las personas.Colon irritable

Diversos estudios demuestran que si se aplicaran razonamientos precisos, la cifra de personas afectadas, llegaría hasta un 10% de la población, dicho síndrome, llamado; de colon o intestino irritable, también conocido como colitis funcional, colitis ulcerosa o neurosis intestinal es una enfermedad cuyas causas son desconocidas, pero como vemos afecta hoy en día a un amplio porcentaje de la población.

¿Cuáles son sus síntomas?

Las personas que padecen de colon irritable presentan principalmente molestias o dolor en el área abdominal y sufren de diarrea o estreñimiento crónico y sensación de plenitud, en ocasiones la defecación puede empeorar o aliviar el malestar. En algunos casos se presenta sólo uno de los síntomas, en otros se presentarán varios de ellos o incluso todos, alternándose la diarrea y el estreñimiento por períodos de tiempo; pero lo que verdaderamente caracteriza a este síndrome es que siempre se trata de molestias abdominales o problemas en la motilidad intestinal, ocasionando muchas veces a la persona que lo sufre, cierta angustia, motivo por el que dejan de salir o realizar vida social por temor a no poder acudir al baño de una forma inmediata.

Por este motivo algunos de estos trastornos, se miden por la intensidad de la sintomatología, pudiendo contrastarlos con verificación de alteraciones en los análisis realizados en el tracto digestivo, ya sean estudios contrastados del intestino, analíticas de sangre, scanners, endoscopías, etc.

Al parecer, se sabe que dicho sistema responde de inmediato a la emociones, existiendo una relación de causa, efecto entre la aparición sintomática con elementos emotivos, por lo que algunas recomendaciones indican que es importante evitar episodios de estrés, ansiedad o de depresión, ya que estos incidentes suelen empeorar estos síntomas. La hipersensibilidad a los diferentes alimentos también varía en cada persona, sin embargo algunos grupos alimenticios han sido señalados como aquéllos que afectan con mayor incidencia a personas que sufren este síndrome.

Entre ellos por ejemplo tenemos:

  • La leche o los lácteos.
  • Las grasas.
  • Las bebidas alcohólicas.
  • El café.
  • Las salsas.
  • Los picantes, etc.

Debemos tener en cuenta, que en algunos casos y en determinados momentos, la reacción no la producen directamente los alimentos ingeridos, sino que más adelante, la acumulación en nuestro organismo de dicho alimento genera el malestar, esto puede dificultar la asociación entre ingesta y síntomas.Colon irritable

No se ha determinado hasta el momento un tratamiento realmente efectivo, aunque los últimos estudios señalan un incremento de las colonias de bacterias en el intestino delgado, requiriendo en algunos casos la esterilización antibiótica del tracto intestinal, lo que usualmente se hace con sulfamidas combinadas con carbón activado que actúa como absorbente de gases y bacterias. Por otro lado, la Domperidona y similares pueden ayudar a regular la motilidad del intestino, lo que constituye un medicamento de tratamiento sintomático efectivo.

Antes de iniciar un tratamiento para el colon irritable es importante descartar que la persona padezca de intolerancia a la lactosa, ya que este mal afecta a un gran porcentaje de personas, y en muchas ocasiones se desconoce, pudiendo llegar a padecer o no de colon irritable.

Factores de gran importancia que se deben considerar junto con la elección de la comida:

  • La manera en que se ingiere.
  • Si se mastica lo suficiente como para que el bolo alimenticio sea bien degradado.
  • El contexto en el que se come (esto es; si uno se sienta o come en parado, si la mesa familiar es o no tranquila, si se come de la mano del televisor viendo noticias “fuertes” de la realidad, o por el contrario si lo hacemos solos o acompañados, y de ser así, si la compañía es beneficiosa o por el contrario negativa, en el sentido de tener una buena comunicación abierta y relajada, evitando en todo momento las posibles disputas o tensiones durante dicha comida).

Es importante que se realicen algunas modificaciones en sus hábitos de comidas:

  • Haga una dieta “pobre en grasas” e hiperproteica o “rica en proteínas” (carnes y pescados).
  • Coma siempre despacio y procure masticar bien.
  • Aumente el consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel y verduras.
  • Evite las comidas copiosas, es preferible espaciar las comidas y que sean menos abundantes.
  • Utilice suplementos de Salvado de Trigo: de 4 a 8 cucharadas al día, mezclados con líquidos o alimentos.
  • Evite los alimentos que usted note que empeoran sus síntomas o no le sientan bien.
  • Si lo que predomina es la diarrea evite los derivados lácteos, café, té y chocolate.
  • Puede tomar leche vegetal (de almendras).
  • Evite las bebidas con gas y los alimentos flatulentos como: col, coliflor, habas, garbanzos, lentejas, coles de Bruselas, cebollas, puerros, guisantes, frutos secos y en conserva.
  • Evite cocinar con especias, alcohol, tónica, sopas de sobres, cacao, derivados lácteos, quesos, yogurt, bollería, pasteles, helado, mantequilla,…
  • Aumente la ingesta de agua (2 litros diarios), sobre todo si presenta estreñimiento.
  • Procure mantener un horario fijo de comidas y de deposiciones. Cuando vaya al baño hágalo a la misma hora y sin prisa, a poder ser por la mañana, después del desayuno.
  • Haga algún tipo de actividad física como caminar, nadar, etc.
  • El calor local es un remedio sencillo que alivia el dolor abdominal.
  • Evite el uso de laxantes.
  • Evite llevar un ritmo de vida que le resulte estresante así como situaciones que le pongan nervioso o le disgusten.

Dieta para colon irritable:

Como siempre seguir una dieta apropiada es una de las primordiales recomendaciones que os podemos indicar para aquellas personas que sufren del síndrome del intestino irritable, por este motivo a continuación os indicamos ciertas normas que se deben cumplir.

Se podrá aliñar los alimentos con aceite de oliva (2 cucharadas al día) pudiendo añadir algo de sal (excepto si presenta enfermedades como la hipertensión arterial).

En el desayuno y merienda, os recomendamos tomar:

  • Leche de almendra o leche sin lactosa (ya que la lactosa ocasiona gases)
  • Infusiones.
  • Cereales.
  • Pan integral con pechuga de pavo.

Durante las comidas y cenas, os recomendamos tomar:

  • Caldos y sopas de vegetales o carnes, no grasas.
  • Pastas, patatas, arroz.
  • Carnes sin grasa (ternera, pollo, pavo, cerdo, cordero) cocidas, al horno o a la plancha. Evitar fritos.
  • Pescados a la plancha, al horno, o hervidos.
  • Huevos.
  • Todas las verduras excepto las arriba indicadas.
  • Ensalada de lechuga, escarola, tomate y zanahoria la cual posee propiedades antiinflamatorias.
  • Frutas con cáscara: manzana, pera, plátano ya que tienen gran contenido en fibra, por este motivo el kiwi también debe ser tomado.
  • Jalea real.
  • Pan integral.
Dieta genérica para deportistas

Dieta genérica para deportistas

Dieta genérica para deportistas

En este apartado os queríamos hacer mención de cómo enfocar a un nivel normalizado una dieta genérica para personas deportistas, ya que de lo contrario, se valoraría un estudio dependiendo de cada individuo; en atención a su morfología, metabolismo, edad y peso.

Partiendo de lo anteriormente mencionado e independientemente del deporte que practiquemos, las personas al ser sometidos a una actividad física intensa, requieren de un régimen alimenticio especial y en algunos casos especifico, que no sólo los nutra adecuadamente sino que además les permita optimizar su rendimiento físico, para mejorar así su desempeño en el deporte y por consiguiente su recuperación.

Una alimentación adecuada constituye uno de los principales pilares para alcanzar un óptimo desempeño en las distintas destrezas del deporte, sumada ésta a un entrenamiento apropiado seguramente conducirán a lograr el éxito en cualquier actividad física.

Ya que los deportistas necesitan un aporte extra de nutrientes, agua, sales minerales y vitaminas concretas, desde aquí os ofrecemos una dieta que podrás realizar tu mismo, indicada para una actividad física de esfuerzo. Tal como lo hemos mencionado, la dieta debe ir combinada con un entrenamiento apropiado, en el que se trabajen los grupos musculares que se implican directamente en la práctica del deporte que se realiza, esto te permitirá desarrollar los músculos implicados, mejorando tu rendimiento, a la vez que reduciremos grasa corporal, en una combinación de aumento de volumen, masa muscular y pérdida de grasa.

Dieta genérica para deportistas

Te recomendamos que antes de comenzar calcules tu índice de masa corporal y si es posible la cantidad de grasa corporal mediante la medición con lipocalibres, os recordamos que dicha dieta es genérica, en la que los aportes estarán repartidos en estos porcentajes:

  • 60% de carbohidratos (pasta, arroz, patatas)
  • 30% de proteínas (carne, pescado,…)
  • 10% de grasas
  • Repartido en 5 comidas al día.
  • También es importante tomar un complejo vitamínico y mineral diariamente.
  • Tomar un mínimo 2 litros de agua al día.

Dieta genérica para deportistas:

Desayuno: 100 gr. de avena con zumo de naranja y una tortilla francesa de tres huevos
Almuerzo: 100 gr. de arroz hervido (pesado después de cocinado)

1 lata de atún (bajo en sal y escurrido) y 1 cucharada de aceite de oliva

Comida: 200 gr. de carne, alternando entre; pollo, pavo, buey, ternera.

100 gr. de patata hervida o asada.

Una ensalada o verdura variadas.

Merienda: 30 gr. de proteína de suero (en forma de batido en polvo),

20 gr. de frutos secos, cacaos, nueces…

Cena: 200 gr. de pescado blanco o azul.

Una ensalada completa (sin maíz) o verduras asadas.

Antes del entrenamiento Un plátano.

Suplementos (anticatabólicos): L-glutamina y aminoácidos ramificados.

Después
del entrenamiento
Un zumo pequeño con Suplementos (anticatabólicos)

L-glutamina y aminoácidos ramificados.

Unos 10 a 15 minutos después 30gr. de batido de proteínas.

Alimentos con o sin gluten

Alimentos con o sin gluten

Alimentos con o sin gluten

Este articulo os hablaremos de los alimentos con o sin gluten, dirigido a todas aquellas personas que por su intolerancia al gluten deben seguir una dieta que excluya esta proteína, deben ser muy minuciosas a la hora de determinar qué alimentos pueden comer, conviene saber qué alimentos no contienen gluten en su composición y qué alimentos sí lo contienen, de esta manera sabrán qué alimentos incluir y excluir de su dieta diaria, o cuando salimos a comer fuera de casa.

Alimentos con o sin gluten

Antes de dar a conocer la lista de alimentos con y sin gluten hay algo muy importante que debemos tener en cuenta y es que la industria de la alimentación ofrece en la actualidad una variedad de alimentos sin gluten, alimentos cuya composición original contiene esta proteína como el pan, pastas, entre otros, los mismos que ya están puestos en el mercado a precios muy competitivos.

Los alimentos que contienen gluten, por lo tanto son alimentos prohibidos:

  • Pan y harinas de trigo, centeno, cebada y avena.
  • Bollos, pastas italianas, pastas de sopa, galletas, bizcochos, magdalenas y pastelería en general.
    Sémola de trigo.
  • Productos manufacturados en cuya composición entren cualquiera Alimentos con o sin glutende las harinas citadas, y en general, cualquier alimento preparado o manufacturado si el comerciante no específico que no contiene gluten.
  • Leche malteada y alimentos malteados. Chocolates (excepto si existe declaración expresa del comerciante).
  • Infusiones y bebidas preparadas con cereales: malta, cerveza, agua de cebada.

Alimentos que pueden contener gluten, sólo estarán permitidos si el fabricante informa expresamente que no contienen gluten:

  • Embutidos en general (mortadela, salchichas, pasteles de jamón o carne).
  • Queso fundido. Queso en láminas. Otros quesos sin marcas de garantía.
  • Patés y conservas.
  • Dulces y caramelos.
  • Turrón, mazapán.
  • Café y té instantáneos.

Alimentos que no contienen gluten, por lo tanto pueden ser consumidos libremente:

  • Leche y derivados lácteos (queso, mantequilla, requesón, nata).
  • Carne, pescado y mariscos frescos.
  • Huevos.
  • Frutas.
  • Verduras, hortalizas, legumbres, soja.
  • Arroz, maíz y tapioca (harina y almidón).
  • Azúcar y miel.
  • Aceite.
  • Margarina.
  • Sal, vinagre, pimienta, levaduras sin gluten , colorantes.
  • Café y té natural (no instantáneos), manzanilla, poleo, yerba luisa.
  • Bebidas carbónicas.

NOTA: Se sobreentiende que todos estos alimentos están permitidos en su estado natural pero no en conserva. Con ellos puede cocinarse, preparar salsas y combinarlos entre sí, etc.

Dieta a base de alcachofa

Dieta a base de alcachofa

Dieta a base de alcachofa

La alcachofa es una hortaliza dotada de importantes propiedades y beneficios para la salud del hombre. Es un alimento sano cuya inclusión en la dieta familiar resulta altamente recomendable. Además de gozar de cualidades medicinales en el tratamiento de numerosas enfermedades como la anemia, diabetes, estreñimiento, cálculos en la vesícula biliar, gota, artritis, entre otras;  es una excelente aliada para quienes buscan perder peso ya que su bajo nivel calórico y alto contenido de agua y fibra la convierte en un componente excelente de las dietas de adelgazamiento.

Los efectos adelgazantes de la alcachofa

Los efectos adelgazantes de la alcachofa se logran gracias a la presencia de ciertos componentes como:

Dieta a base de alcachofa

  • La cinarina: sustancia capaz de estimular la secreción de bilis, lo cual favorece al metabolismo graso y aumenta la degradación de ácidos grasos. Asimismo, esta sustancia ejerce un efecto diurético, estimulando al riñón y de esa forma ayuda a eliminar el exceso de líquidos y toxinas.
  • Los fitoesteroles: son sustancias que ayudan a disminuir la absorción de colesterol a nivel intestinal y de esa manera impiden su acumulación en el organismo.
  • Agua: la alcachofa es un alimento que contiene muy pocas calorías y un alto contenido de agua, lo que la hace ideal para formar parte de una dieta orientada a la perdida de peso.
  • Fibras: esto ayuda a que su ingesta produzca gran saciedad, lo que evitará tener que comer otros alimentos con mayor contenido calórico y por lo tanto menos recomendados para quienes desean perder peso.

Dieta a base de alcachofaDieta a base de alcachofa

La dieta que te presentamos en esta oportunidad combina los efectos adelgazantes de la alcachofa y te permitirá perder entre 3 y 4 kilos en unas semanas. Para obtener mejores resultados puedes complementar tu dieta con una rutina de ejercicios diarios, como caminar 45 minutos, subir y bajar escaleras o correr 25 minutos, esto te ayudará a tonificar tus músculos y mantenerte en tu peso ideal.

Desayuno Almuerzo Comida Merienda Cena

Te o Café solo o con leche desnatada y sin lactosa

Zumo a elegir uno de los tres (se pueden ir intercambiando, cada mañana uno)Acompañado de; Una tostada con tomate o queso fresco, cereales, o 3 galletas, a elegir

Yogur desnatado Un vaso de zumo de alcachofas (licuando las alcachofas crudas)

Una ensalada completa Carne o pescado a la plancha Fruta de IG bajo

Un café o té con leche desnatada y sin lactosa.
Una fruta, Yogur desnatado a elegir

Un vaso de zumo de alcachofas (licuando las alcachofas crudas)

Hervido de verduras

Tortilla, pollo, pescado (plancha)Yogur desnatado

Tras hacer una dieta depurativa, como la dieta de la alcachofa, te aconsejamos que retomes o inicies hábitos de alimentación saludables, siguiendo una dieta variada y equilibrada.